Apreciado cliente.

En este momento de incertidumbre generalizado, queremos compartir con todos vosotros un mensaje de solidaridad y comunicaros que seguiremos operando, obviamente en cumplimiento de las disposiciones presentes y futuras.

Proseguiremos las actividades de atención telefónica y telemática así como la ejecución de garantías si es el caso.

Nuestro showroom queda clausurado hasta nueva notificación, quedando anuladas la citas y procediendo inmediatamente a la oportuna comunicación personalizada de los interesados.

Con la esperanza de que la situación vuelva a la normalidad lo antes posible, agradecemos la confianza depositada en nosotros.

Saludos cordiales.

Blas Oliva.